Migración, educación y política pública desde la mirada latinoamericana

Abstract

 Presenter (s) Noé Abraham González-Nieto, Tecnológico de Monterrey; Maxie Gluckman, University of California - San Diego; Lina María Valencia-Salazar, Universidad EAFIT

Los últimos años han presenciado el incremento de los flujos migratorios a nivel mundial. De acuerdo con Acnur (2017), 2016 fue el año con el mayor número de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, a raíz, entre otros eventos, de la guerra en Siria iniciada en 2011. Así, desde 2015 se ha iniciado lo que se constituye como una crisis mundial de refugiados (Acnur, 2017). En el contexto latinoamericano, dicha situación se observa con el surgimiento de patrones migratorios vinculados con el desplazamiento forzado de personas de países de América Central, quienes salen de sus países en búsqueda de mejores condiciones de vida (Cohen y Schuster, 2019). Adicionalmente, de acuerdo con el Informe especial de la CSI Cumbre del G20, Antalya, llevada a cabo en 2015, el 86% de las personas desplazadas provienen de países en desarrollo (ITUC, 2015).

A pesar de que la migración ha crecido, algunos discursos políticos contemporáneos han promovido un sentido nacionalista y separatista. Por ejemplo, cuando Donald Trump, actual presidente de los Estados Unidos, se encontraba en campaña, prometió construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México, con la finalidad de prevenir la migración ilegal, el tráfico de drogas y de personas, y el terrorismo (Miller y Nevins, 2017), Esto ha dividido la opinión de muchas personas tanto en Estados Unidos como en México, debido a que mientras que algunas de ellas apoyan este tipo de políticas, otras están en contra de ellas y ven a los migrantes como amenaza. Inclusive, recientemente, países como Perú y Brasil endurecieron sus medidas migratorias ante la ola de migrantes presentes en el continente americano. Perú, por su parte, exige ahora pasaporte y visa humanitaria (VOA, 2019), mientras que Brasil salió del Pacto Migratorio de la ONU, con lo cual Jair Bolsonaro, presidente brasileño, reafirma su postura nacionalista al declarar que “quien venga aquí deberá estar sujeto a nuestras leyes, reglas y costumbres, además de tener que cantar nuestro himno y respetar nuestra cultura” (El Mundo, 2019).

En estos flujos migratorios, los niños, jóvenes y adultos presentan necesidades con respecto a sus procesos de desarrollo educativo y escolarización. Es por esto que se vuelve relevante analizar el nexo entre la educación y la migración. En primera instancia, porque investigaciones recientes han evidenciado la necesidad de postular a la educación como una alternativa de solución duradera para poblaciones refugiadas y desplazados internos, al capacitar y entrenar para las realidades post-educativas, así como brindar acompañamiento socioemocional y educativo (Dryden-Peterson, 2016; Dryden-Peterson y Hovil, 2004; Hathaway, 2007; Pastoor, 2015). Asimismo, las poblaciones migrantes que viven en contextos de violencia y conflicto presentan resultados e indicadores académicos más bajos que aquellos países sin estas condiciones (UNESCO, 2011). Finalmente, las tasas de deserción escolar son más altas en casos de niños migrantes, como lo es la situación de niños latinos que residen en los Estados Unidos (Franco García, 2017).

En esta propuesta de panel se busca analizar de qué maneras la migración, y su correspondiente política pública, se vincula con la educación, al reconocer que las poblaciones migrantes tienen necesidades, pero también agencia en su toma de decisiones y proyectos de vida. Esto se hace con el fin de explorar las maneras en que la educación se adapta a las necesidades de poblaciones migrantes que se caracterizan por tener condiciones de vulnerabilidad, tales como la permanencia inestable en diferentes lugares, situación irregular en su situación migratoria o ausencia de documentos oficiales. Así, se propone una serie de tres investigaciones de corte empírico y una de corte documental que analizan de qué forma la educación se inserta en el contexto de constantes flujos migratorios donde se evidencian múltiples necesidades sociales y educativas, donde los niños, jóvenes y adultos migrantes tienen agencia para actuar en escenarios donde la educación potencializa oportunidades para su desarrollo futuro.

En primera instancia, se presentan dos reportes de investigación que se enfocan en migración y educación en el ámbito infantil. Inicialmente, se presenta una revisión de la literatura para conocer las metodologías que han sido utilizadas para investigar trayectorias educativas de niños migrantes. En un segundo momento, se presentan los resultados de un estudio comparado en los casos de Colombia y México, donde se analizan las nociones de futuro y aspiraciones de vida de niños y adultos en situación de desplazamiento forzado en contextos educativos formales (escuelas primarias) y no formales (iniciativas comunitarias) de Colombia y México. En un segundo bloque de presentaciones, se dan a conocer estudios que han tenido estudiantes universitarios como participantes. Primero, se hace referencia a una práctica universitaria que conecta estudiantes de Estados Unidos y México para la creación de competencias para una ciudadanía digital e intercultural. Finalmente, para cerrar con el panel, se analiza el caso de la educación superior colombiana, con los discursos y tensiones que presenta el programa de crédito condonable “Ser Pilo Paga”, al tomar en cuenta las opiniones de beneficiarios del programa y expertos en el tema.

Este panel busca promover el análisis y discusión de estas temáticas que están vinculadas, además, con el tema central de la conferencia, a partir de la postura de la educación como ‘sympoiesis’. Desde esta noción teórica, se espera profundizar en las epistemologías y ontologías de los “otros” marginados (en este caso, migrantes que viven en condición de periferia), así como la postura de agencia y autonomía para la toma de decisiones y planeación de futuros alternativos desde su contexto inmediato. Así, se abre la posibilidad de nuevos escenarios para la producción de conocimiento desde una perspectiva situada: la de la vida diaria, aspiraciones y retos de las personas que han migrado.

Leave a Reply